Archive by Author

Estaturik gabeko nazioen trena

Aurtengo Aberri Eguna etxeko leihotik kanpora begiratzeko aukera bilakatu behar genuke nire ustez, izan ere, datorren urtean Europan estaturik gabeko nazioen egoera objektiboki aldatuko baita, eta horrek Euskal Herrian irakurketa politikoa goitik behera baldintzatuko du zalantzarik gabe.

Katalunia eta Eskoziako historia liburuetan 2014a urrez idatziko dute etorkizunean. Eskozian erreferenduma ospatuko dute datorren urteko irailaren 18an, independente izango diren ala ez erabakitzeko eta Britainia Handiak kultura demokratiko eredugarri batekin hartu du Alex Salmonden ekimena.

Katalunian ez daude gauzak hain definituak, baina itxura guztien arabera Artur Masek bereganatu duen konpromiso bat hezurmamituko da: legealdi honetan (eta oraingoz 2014a amaitu aurretik) Kontsulta bat ospatuko da.

Kontsulta horrek izango du balio juridikorik? Badirudi ezetz: Masek berak bereizi egin ditu, alde batetik, Estatuak onartutako eta juridikoki loteslea izango den Erreferenduma eta, bestetik, Kataluniako erakundeek antolaturiko Kontsulta, juridikoki loteslea izango ez dena baina balio politiko handikoa. Bigarrena da Katalunian legealdi honetan ospatuko dena.

Edozein kasutan, Kontsulta honen helburua erabakitzeko eskubidea onartua duen subjektu politiko bat sortzea da. Gero etorriko dira Estatuarekin negoziaketak, baina Kontsulta batek subjektu politiko hori sortzen du eta Estatu demokratiko batek bere estatusa negoziatu beharra dauka, Kanadako Auzitegi Gorenak Quebeceko kasuari buruz ebatzi zuen bezala.

Nire aburuz oso deigarria da Kataluniak 2013an bizi duenak Euskal Erkidego Autonomoak 2008an bizi izandakoarekin duen antzekotasuna. Gogora dezagun.

2008ko ekainaren 27an Osoko Bilkura ospatu zen Eusko Legebiltzarrean. Egun hartan Ibarretxe lehendakariak proposaturiko Kontsulta Legea onartu zen EAJ, EA, EB eta Aralarren aldeko botoekin eta ezker abertzalearen aldeko boto bat eta zortzi abstentziorekin.

Kontsulta Legearen testuan bertan ederki mugatzen zen lursaila:

«Galdeketa bideratzaile honek, juridikoki lotesle izan gabe ere, baliozkotasun politiko eta sozial osoa du indarkeriaren behin betiko amaierari heldu eta hura bultzatzeko, baita inplikatutako alderdi guztien artean eta bazterketarik gabe gatazka politikoa behin betiko amaitzeko prozesuari hasiera emateko helburuarekin euskal gizartearen iritzia ezagutzeko ere».

Kontsulta Legeak egun bat ere finkatzen zuen galdeketa egiteko: 2008ko urriaren 25a. Baina Zapateroren gobernuak helegitea ipini zuen Konstituzio Auzitegiaren aurrean eta honek 2008ko irailaren 11n inkonstituzional deklaratu zuen.

Oinarri juridikoak ia berdinak izanik, Katalunian datozen hilabeteetan bizi izango duten esperientzia antzekoa izan daiteke. Non daude, ordea, diferentziak? Nik hiru azpimarratuko nituzke:

Kataluniako legebiltzarrean %77ak egiten du erabakitzeko eskubidearen alde, PSC barne. Eusko Legebiltzarrean PSE-EEk ez du gure herria nazio bezala aitortzen eta bere erabakitzeko eskubidearen kontra dago.

Katalunian abertzaletasunak ibilbide orri adostua du, hain zuzen ere 2012ko abenduaren 18an CiU eta ERCk lortu zuten gobernagarritasun akordioan zehaztua. Gurean, berriz, 2008ko urte kritikoa iritsi zenean, ezker abertzaleak eta sindikatu abertzaleek uko egin zioten prozesuan parte hartzeari. Agenda propio ezkutuak zeuzkaten. Oraindik ere ezinikusia da nagusi ezker abertzaleak EAJrekiko urratsak definitzen dituenean, batez ere azken hauteskunde autonomikoen emaitzen ondoren.

Kataluniako gizarteak arnas handia eman dio prozesuari: iazko irailaren 11ko manifestazio erraldoia gogoratu besterik ez dago. Alderdi abertzaleek argi daukate kontu hau, eta honela sinatu zuten gobernagarritasun akordioan: «CiU i ERC acorden treballar per consolidar una majoria social àmplia que permeti garantir l’èxit de la consulta i del procés de transició nacional». Euskal Herrian, ordea, Konstituzio Auzitegiak Kontsulta Legea 2008ko irailaren 11n inkonstituzional deklaratu zuenean (hura izan zen nire ustez irain demokratiko gorena), gure gizartean ez zen erreakzio sendorik gertatu, besteak beste abertzaletasunaren baitan zegoen zatiketak eta zalantzak prozesua ahultzea lortu zutelako. Etxekalteen garaipena.

Kataluniara itzulita, ez dugu ahaztu behar unibertsitate eta komunikazio munduan espazio indartsu bat sortu dela alderdi politikoekin lotura zuzenik gabea eta bizitza politikoa guztiz baldintzatzen duena. Euskal Herrian ez dugu horrelakorik tamalez.

Urkullu lehendakariak, hautagai zenean, 2015erako Kontsulta bat egitea proposatu zuen, alderdien arteko adostasun bat legebiltzarrean gauzatu eta akordio horren emaitza euskal gizarteari kontsultatua izateko. Proposamenaren helburua argi aurkeztu zuen: erabakitzeko eskubidea gure legedian kokatzea.

Proposamen borobila iruditzen zait, baina datozen hilabeteetan gorago aipatu ditudan hiru ahuldade nabarmen horiei aurre egin beharko diegu ezinbestean. Euskal konstituzionalismoarekin malgutasuna bai, baina gure herriaren erabakitzeko eskubidea zalantzan ipini gabe. Abertzaleon arteko oinarrizko akordioa bai, baina elkarri zor diogun errespetua mantenduz eta onura politikoak lortzeko joko zikina alde batera utzita. Eta gure gizartea eta komunikazio esparrua mugatzen eta ahultzen dituen baldintzapen politikoa alboratu beharrean gaude, mota honetako prozesu batek oxigenoa bezalaxe behar baitu gizarte indartsu eta zorrotz bat.

Estaturik gabeko nazioen trena martxan jarri da Europan. Bi bagoi ditu: Eskozia eta Katalunia. Hirugarrena gehitu behar diogu guztion artean: Euskal Herria.

Oharra: Iritzi artikulu hau martxoaren 29an argitaratu zen Berria egunkarian. Sartu dizkiodan argazkiak, 2008an kontsulta egitekoa zen egunean (azaroaren 25ean) antolatu zen Hitza Hitz ekimenekoak dira. Espainiako Konstituzio Auzitegiak EAEko herri kontsulta egitea galarazi izana salatu nahi izan zen.

Dena irakurriComments { 0 }

No le entiendo, hábleme en castellano

La anécdota que voy a relatar ocurrió hace pocas semanas en una gasolinera de la N-1 entre Donostia y Beasain.

Un joven donostiarra muy concienciado con los derechos lingüísticos de la ciudadanía vasca llenó el depósito de su automóvil y se acercó al mostrador del interior de la gasolinera para realizar el pago. Se dirigió al cajero en euskara: “hirugarrena mesedez”. El cajero le respondió “no le entiendo, hábleme en castellano por favor”.

El donostiarra repitió la frase “hirugarrena mesedez”, esta vez señalando el número tres con los dedos de su mano derecha. La respuesta del cajero fue la misma: “no le entiendo, hábleme en castellano por favor”.

A continuación la conversación se repitió una y otra vez sin que ninguno de los dos protagonistas de la historia modificara su actitud. Transcurrieron diez minutos y comenzó a formarse una cola bastante larga. El joven donostiarra miraba para atrás y detectaba una creciente incomodidad y enfado en los que estaban esperando en la cola.

Hasta que el cajero no aguantó más y, con malos modos,  cobró el importe de la gasolina y nuestro amigo pudo volver a su coche.

En el momento en el que abandonaba el local se fijó en que la persona que pasó a pagar a continuación se dirigió al cajero con la siguiente frase: “laugarrena mesedez”, mientras le señalaba el número cuatro con la mano derecha.

Un pequeño comentario para finalizar: escribo este post en castellano porque refleja perfectamente el esfuerzo constante que tenemos que hacer los euskaldunes para poder vivir en nuestro idioma con normalidad, esfuerzo que en gran medida no es visible para los no euskaldunes.

Muchas veces ocurre que por comodidad los euskaldunes pasamos al castellano precisamente para evitarnos problemas e incomodidades como las que se relatan en esta anécdota. Es algo que debemos superar, tal y como hace el joven donostiarra de la historia.

Pero se tiene que producir un cambio de actitud en los ciudadanos vascos que no hablan euskera.  No son de recibo las constantes faltas de respeto que tenemos que sufrir los euskaldunes en comercios, cines, gasolineras, servicios públicos, empresas, etc., etc. Por eso he escrito el post en castellano, porque quiero que tenga reflejo también (o, sobre todo) en aquellas personas que no dominan el euskera.

Dena irakurriComments { 3 }

El euskera y la publicidad

Ayer publiqué en Twitter un par de tuits relacionados con un folleto de Carrefour Goierri que recibí en el buzón de mi casa en Beasain. El folleto en cuestión es válido desde el 7 de noviembre al 24 de diciembre, tiene 148 páginas en las que se incluyen cientos de juguetes y, evidentemente, está dirigido a la campaña de navidad.

Lo que me llamó la atención del folleto fue su dimensión (estamos hablando de una revista casi de tamaño folio de 148 páginas a todo color) y, sobre todo, el tratamiento lingüístico elegido para su publicación. En todos los buzones del Goierri guipuzcoano se recibió un folleto en el que solo la portada y la contraportada estaban en euskera y castellano. El resto no tenía una sola palabra en euskera.

Estoy convencido de que el folleto de Carrefour se convertirá en una de las “Biblias” de obligada consulta para que en la mayoría de las casas del Goierri se decida que regalos comprar a los y las niñas de la familia. Por ejemplo: 34 páginas dedicadas a las muñecas y sus complementos, 15 páginas dedicadas a la figuras de acción, 8 páginas dedicadas a los videojuegos y 1 página dedicada a los libros. Todo, absolutamente TODO, en castellano.

A mí me pareció todo un atropello lingüístico al euskera, y por eso escribí los dos tuits:

No es la primera vez que escribo en Twitter sobre la cuestión. De hecho, hace muchos meses protesté contra Lidl porque buzoneaba semanalmente un folleto sin una sola palabra en euskera. Llegué a decir que no volvería a comprar en Lidl hasta que respetaran el euskera. Pues bien: Lidl ha seguido buzoneando semanalmente un folleto en el que no se puede leer una sola palabra en euskera y yo sigo sin hacer una sola compra en Lidl Goierri.

Estoy convencido de que las grandes superficies comerciales que no respetan el euskera modificarán su actitud cuando lleguen a la conclusión de que está perjudicando su facturación. Y solo llegarán a esa conclusión si la ciudadanía vasca decide implicarse personalmente y asume el compromiso de incluir el criterio de normalización lingüística como uno de los factores a la hora de decidir dónde va a realizar la compra. Y que lo exprese públicamente.

No estamos hablando de imposiciones ni de boicots. Estamos hablando de una movilización cívica que sea capaz de transmitir la exigencia mayoritaria de la ciudadanía vasca de que nuestro idioma propio sea respetado. En definitiva, la propia ciudadanía vasca tiene que hacer valer sus derechos.

Recordaré en este punto que critiqué públicamente a la Diputación Foral de Gipuzkoa cuando decidió ofrecer exclusivamente en euskera sus ruedas de prensa. Afirmé que, al plantear esta medida sin diálogo previo y sin establecer un proceso gradual, se estaba ofreciendo una tosca imagen de imposición, algo que perjudica al proceso de normalización de nuestro idioma.

En este sentido, volviendo a la cuestión que estamos analizando, viene a colación recordar la trayectoria que han mantenido las administraciones públicas. Una trayectoria dialogada y gradual. Tengo constancia de que, por ejemplo, el Ayuntamiento de Beasain se dirigió diversos centros comerciales del Goierri para que mejoraran el tratamiento que ofrecían al euskera.

No podemos olvidar que la “Ordenanza municipal para fomentar y normalizar el uso del Euskara” aprobada en 1990 (sí, has leído bien: 1990) decía lo siguiente:

Artículo 14 – Servicio público de traducción y corrección.

14.1. A los vecinos, comerciantes, tenderos, empresas, sociedades y entidades, se les ofrecerá el servicio público de traducción y corrección gratuita. Para ello, el Ayuntamiento contará con el Servicio de Euskera suficiente y este servicio inspeccionará los escritos, rótulos y demás que hayan de publicarse.
14.2. Entre las solicitudes de traducción que se reciban, tendrán prioridad las de uso más extendido. Los criterios para el resto los determinará el Servicio de Euskera. De cualquier manera, deberán traerse de antemano y con la suficiente antelación para disponer del tiempo necesario.
14.3. Este servicio de Euskera, proporcionará información sobre escritura, traducción y redacción, al efecto de evitar las faltas frecuentes que se ven en las publicaciones y se corrijan las realizadas.

Una vez constituidos los servicios de Euskera, se ofreció directamente a los centros comerciales (entre ellos, por supuesto, Carrefour Goierri) toda la ayuda para que el tratamiento del euskera fuera el adecuado. Han pasado largos años y todavía tenemos que sufrir episodios como el que nos ocupa.

Es por eso por lo que creo que ha llegado la hora del compromiso ciudadano. Creo, además, que hay cuestiones que no se resuelven exclusivamente con leyes y ordenanzas: es imprescindible que el conjunto de la ciudadanía sea consciente de la conculcación de derechos lingüísticos. Y eso se logrará solamente si se produce una denuncia pública cívica y democrática.

Es evidente que me indigné al repasar las páginas del folleto, pero más me he indignado hoy cuando un compañero me ha señalado que el mismo folleto ha sido repartido en Catalunya exclusivamente en lengua catalana. Es decir, Carrefour España ha decidido buzonear el mismo folleto en catalán en Catalunya y en castellano en Euskadi. Basta consultar la página www.carrefour.es para comprobarlo.

Alguien me podrá decir que la situación sociolingüística den Catalunya y Euskadi no son la misma. Es cierto, pero el avance que ha tenido nuestro idioma desde el punto de vista del conocimiento es espectacular. Basta observar, por ejemplo, el cuadro del Mapa Sociolingüístico de 2006 que marca la evolución del conocimiento del euskera en Donostia entre 1981 y 2006 (por edades).

Mi “arrebato tuitero” ha tenido una repercusión inusitada, pues El Correo ha publicado en su página 26 de la sección de Política una información que lo refleja. Espero que haya sido por su sensibilidad a favor del euskera. Hay otra información del diario El Mundo, pero no voy a entrar ni a comentarla.

Por otro lado, he recibido más de una crítica por haber publicado los mensajes en castellano y señalando esa supuesta “contradicción”. Lo he hecho conscientemente porque sinceramente pienso que las agresiones en contra del euskera no son un problema exclusivo de los euskaldunes. El euskera es patrimonio de todos los vascos y vascas, y es imprescindible que todos seamos conscientes de las dificultades que tiene nuestro idioma para superar una situación de diglosia y desigualdad que se está prolongando en exceso.

Tengo la percepción de que muchos ciudadanos vascos no euskaldunes no son conscientes de la situación real que vive nuestro idioma. No son conscientes del “via crucis” que tiene que soportar el euskaldun para ejercer un derecho que es muy básico: poder vivir en euskera. Espero que este episodio haya servido para abrir los ojos a mucha gente que ama nuestro idioma pero que no es plenamente consciente de la situación de injusticia que vive.

Dena irakurriComments { 4 }

212

Un camionero alemán se planta en el peaje de Ventas de Irun con la intención de recorrer Gipuzkoa camino de Gasteiz. Paga un peaje hasta Donostia y a partir de aquí tiene dos recorridos posibles: el primero continúa por la AP-8, toma la salida justo antes de llegar a Eibar y recorre la AP-1. Siendo un vehículo pesado de tipo 2, este trayecto le cuesta en el tramo guipuzcoano 18,89€ (en total 22,33€, tal y como puede observarse en las tarifas hechas públicas en la página web de Bidegi). Este recorrido es mayoritariamente guipuzcoano, con un tramo alavés más corto entre el túnel de Arlaban y Gasteiz. Pero esta no es la opción que elige el camionero alemán.

La otra alternativa es la que pasa por el puerto de Etxegarate y llega a Gasteiz tras atravesar territorio navarro y alavés. La inmensa mayoría de los tráficos pesados en tránsito por Gipuzkoa elige Etxegarate exclusivamente porque es gratuito, a pesar de que la carretera es más antigua, más lenta y 11 km más larga que la AP1. Esta es, por lo tanto, la opción elegida por el camionero alemán.

Todos conocemos las consecuencias de esta decisión: casi ninguno de los 10.000 trailers internacionales que todos los días pasan por Gipuzkoa (generando molestias, peligro y un deterioro importante de la calzada) contribuye con un solo céntimo a sufragar los gastos que genera, siendo los ciudadanos y ciudadanas de Gipuzkoa los que, con nuestros impuestos, hacemos frente a los mismos.

¿Qué podemos hacer para resolver esta situación absolutamente injusta?

A lo largo de la legislatura pasada en las Juntas Generales de Gipuzkoa se decidió implantar un peaje para camiones en Etxegarate. En el caso de que se hubiera establecido dicho sistema, según el proyecto que se redactó para tal efecto, en el propio peaje de Ventas de Irun quedaría registrada la entrada en nuestro territorio del camionero alemán y, por lo tanto, en Etxegarate éste abonaría un peaje con un costo semejante al de la otra alternativa. Para los camiones que llegaran a Etxegarate sin pasar por el peaje de Irun (es decir, la mayoría de los camioneros de nuestro territorio), se establecería un peaje más reducido imputándoles únicamente el recorrido IdiazabalEtxegarate.

En lo que respecta al ingreso de la Diputación de Gipuzkoa, debido a que aproximadamente la mitad del recorrido entre Donostia y Gasteiz por Etxegarate transcurre por territorio guipuzcoano, lo recaudado según nuestros cálculos supondría 11,81€ para los vehículos pesados de tipo 2 y 10,04€ para los de tipo 1. Eso sí, repito, el costo total del desplazamiento Donostia-Gasteiz sería semejante al de la AP8/AP-1, con el objetivo de encauzar los tráficos y lograr que el camionero alemán baraje seriamente optar por este último recorrido. Todo lo demás es suma y multiplicación.

Diariamente 10.000 camiones atraviesan Gipuzkoa: aproximadamente 2.650 pesados de tipo 1 y 7.350 pesados de tipo 2. Con la hipótesis de que ambas vías se repartieran los tráficos al 50%, nos darían los siguientes números: 5.000 camiones por la AP-8/AP-1, de los cuales 1.325 pesados 1 y 3.675 pesados 2: (1.325 x 16,06€) + (3.675 x 18,89€) = 90.699€ diarios.

5.000 camiones por la N-I, de los cuales 1.325 pesados 1 y 3.675 pesados 2: (1.325 x 10,04€) + (3.675 x11,81€) = 56.704€ diarios.

Total de la recaudación diaria: 147.403€. Multiplicando esta cifra por 30 nos sale 4.422.090€ al mes y multiplicando esta cantidad por 12 nos da la cifra anual de 53.065.080€.

El objetivo del anterior equipo de la Diputación era el de implantar el peaje para transporte pesado a partir del 1 de enero de 2012. Bildu bloqueó dicha implantación.

Para más INRI, la diputada de Movilidad e Infraestructuras viarias de la Diputación Foral de Gipuzkoa, gobernada por Bildu, intentó desdibujar nuestros cálculos con el argumento de que «no se puede cobrar todo el trayecto entre Irun y Etxegarate, es imposible porque hay 27 salidas y entradas en la N-I y nadie sabe dónde entra o sale un camión a día de hoy».

Estas declaraciones ponen sobre la mesa un problema muy grave: la absoluta falta de rigor y de capacidad de trabajo del actual equipo de la Diputación. No se leen ni siquiera los proyectos que tienen entre manos.

Lo que ha pretendido EAJ-PNV es hacer, con datos públicos, los cálculos precisos que aporten la cifra de recaudación de dicho peaje y, por tanto, las pérdidas económicas derivadas de su no implantación: de enero a septiembre se han perdido 40 millones de euros.

El Grupo Juntero de EAJ-PNV en las JJGG de Gipuzkoa pondrá en marcha una iniciativa para que dicho peaje pueda ser implantado de inmediato. Esperamos que el resto de grupos actúen con responsabilidad y posibiliten la aprobación de una medida que sería importantísima para garantizar el equilibrio territorial y la obtención de unos recursos económicos muy importantes, teniendo en cuenta la situación económica que vivimos.

Como cifra a considerar, recordemos que el presupuesto del Departamento de Movilidad e Infraestructuras Viarias para el año 2012 es de 108 millones de euros. Con la implantación del peaje para camiones en Etxegarate al año se ingresarían 53 millones y por lo tanto, la cifra para el conjunto de la legislatura es ciertamente impresionante: 212 millones de euros.

(Artículo publicado en El Diario Vasco, el 23 de septiembre de 2012).

Dena irakurriComments { 0 }

La vieja cultura política de Bildu

Ha tenido que  pasar un año de legislatura para que Bildu haya comparecido en las Juntas Generales con el objeto de presentar un Programa de Gobierno. Lo ha hecho no por voluntad propia, sino obligado por la Ley (La Norma Foral de Organización Institucional en su artículo 26.3 obliga al Diputado General a definir un Programa de Gobierno), y debido a la insistencia de la oposición.

El Grupo Juntero de EAJ-PNV se lo solicitó en septiembre y diciembre de 2011 y en febrero de 2012, hasta que finalizaron todos los plazos y la oposición, en un movimiento inédito en la historia  de las Juntas Generales, convocó un pleno monográfico y fijó su orden del día. Dicho pleno se celebró los pasados 23 y 24 de mayo.

Lo que está claro es que a Bildu no le gustó en absoluto dicha iniciativa. En una clara “contraprogramación”, organizó la víspera un evento en el edificio Ziriza de Pasaia, con el objeto de presentar los “proyectos estratégicos de la Diputación Foral de Gipuzkoa”. Para dicho acto cursó una invitación muy “original” que se dirigía en exclusiva a los 119.000 votantes que tuvo Bildu en las Elecciones Municipales y Forales de 2011.

Evidentemente toda la oposición criticamos de un modo muy duro tanto la celebración del acto como la propia invitación.

En una réplica, la portavoz de Bildu utilizó una información falsa que provenía, sin duda alguna, del diario Gara, el cual, con fecha de 24 de mayo de 2012, incluyó un artículo de opinión de su analista político Iñaki Iriondo en la página que informaba del Pleno de las Juntas Generales de Gipuzkoa del día 23 en el que la Diputación de Gipuzkoa presentaba Programa de Gobierno.

En dicho artículo, Iñaki Iriondo decía lo siguiente:

“La Diputación de Gipuzkoa ha presentado entre el martes y el miércoles una serie de planes de gobierno para la provincia y a buen seguro la mayoría de ellos son susceptibles de mejora y crítica por parte de los grupos de la oposición. Sin embargo, los discursos de ayer de PNV, PSE y PP se centraron en denunciar la supuesta falta de respeto que supone adelantar la información en un acto ciudadano. Bueno, se centraron en eso y en decir que Bildu lo había hecho todo mal en su primer año.

Supongo que el que más fácil tuvo su trabajo fue el portavoz jeltzale, Markel Olano. Le bastó echar un vistazo a los diarios de sesiones y copiar las críticas que PSE y PP hicieron a su Gobierno en el pleno de Juntas Generales del 30 y 31 de enero de 2008. Porque resulta que Olano, que ayer dijo que «estamos muy enfadados», tampoco presentó en su día el «plan de gestión» de la Diputación en el parlamento foral, sino en un acto en el Kursaal el 30 de noviembre de 2007. Y fueron los grupos de la oposición quienes le forzaron a llevarlo a las Juntas Generales, para allí tacharlo de «mera declaración de intenciones», mientras criticaban la falta de liderazgo de una Diputación «débil, sin ideas y dividida»”.

Pues bien, es falso que yo no presentara el Plan de Gestión en Juntas Generales antes de presentarlo ante la sociedad y es falso que fuera la oposición la que “forzó” a nuestro equipo a presentar dicho plan en las Juntas Generales.

Cuando abordamos los primeros meses de nuestra andadura institucional, teníamos muy claro que había que cambiar el modo de hacer política en Gipuzkoa. Considerábamos que era importantísimo impulsar una Nueva Cultura Política basada en la transparencia, la colaboración de todos los agentes políticos, sociales e institucionales y un nuevo modo de planificar la gestión institucional, utilizando para ello los instrumentos más modernos.

Por ello impulsamos un Plan de Gestión para el conjunto de la legislatura, el cual contemplaba una visión estratégica, 7 objetivos, 21 estrategias, 100 líneas de acción y más de 500 actuaciones concretas.

El primer borrador de dicho Plan estuvo listo a finales de 2007, y su presentación se produjo el día 30 de noviembre. La presentación se produjo, en primer lugar, y a petición propia, en la Comisión de Reglamento, Instituciones y Gobierno de las Juntas Generales de Gipuzkoa.

Con posterioridad, a las 12 del mediodía, se celebró un acto en el Kursaal para presentarlo ante la sociedad gipuzkoana.

Tal y como se puede observar en el orden del día de la Comisión, la hora de comienzo fue a las 09:35h.

En mi intervención dije lo siguiente:

Como saben, o al menos como es cosa sabida, el pasado martes el Consejo de los Diputados de Gobierno de la Diputación aprobó el plan de gestión 2007-2011, es decir, el plan de gestión para toda la legislatura. Y claro, antes de hacerlo público, antes digamos de presentarlo ante la sociedad, juzgamos imprescindible acudir primero a estas Juntas Generales, no sé si utilizar la palabra “primicia”, pero sí al menos para que, como Diputado General, les presentara el texto del plan, y más tarde hacerlo público en un acto oficial, a celebrar el día 12 en el Kursaal”. Mi intervención fue en euskara y en la traducción se produce una pequeña errata que dice “el día 12” cuando lo que dije fue “a las 12h”.

Además, añadí lo que sigue:

“A partir de ahí quisiera decir que esta comparecencia no la doy por cerrada, es decir, que si se juzgara mejor algún otro tipo de fórmula, yo estaría dispuesto a venir de nuevo a estas Juntas Generales y relatársela de manera más profunda. No piensen que con ello damos por finalizada nuestra comunicación y nuestra información en ese sentido, sino que nos mostramos abiertos a aprobar cualquier otro procedimiento que, en aras de profundizar en esa comunicación, juzgasen preferible”.

¿Cúal es mi valoración final? Que el comportamiento que ha tenido la izquierda abertzale en todo este episodio se basa en el sectarismo, la arrogancia y la falsedad. Todos ellos elementos que conforman una vieja cultura política que no acaban de superar. Esta es la Gipuzkoa Berria que nos quieren vender.

Postdata: Por si alguien está interesado, incluyo el link del Plan de Gestión 2007-2011 del que estamos hablando.

Dena irakurriComments { 2 }